Buscar

My First Pitch at SONY

Actualizado: 21 de jul de 2020

Desde muy niño siempre me identifiqué con la marca japonesa líder en sonido, TVs y cuanto aparato se les ocurría sacar, pero lo que nunca me imaginé que podría llegar a pasar, es que fuera a sentarme en su mesa directiva y "Pitchar" mi proyecto de vida.


From an early age, I was always a fan of this Japanese sound, TV and household appliance company, but I never imagined I was to be seated one day in their directive board to pitch the project of my life.

"Te vas a reunir con una señora encargada de la parte de proyectos y su ejecución, si dice sí, estás adentro".
“You will meet this lady; she is in charge of development and production projects. If she says yes, you’re in”

¿Es en serio? ¿Estoy a minutos de entrar al sueño de todo creador?


Are you kidding me? Am I minutes from living every creator’s dream?


Esa fue la pregunta que me hice cuando tomé el taxi desde el downtown de Los Ángeles camino a los estudios de SONY ANIMATION STUDIOS. Durante el camino, mi mente no hacia sino pensar cómo iba a empezar, que mi inglés "folclórico" no me fuera a traicionar, que el compu no me fuera a molestar, un sinnúmero de alternativas viables para prácticamente embarrarla.


That was the first question I asked myself when I took the taxi from Los Angeles downtown to SONY ANIMATION STUDIOS. During the road, I couldn’t do anything but thinking about how to start, how my English with an accent could betray me, how my laptop could freeze and a bunch of possibilities where everything could go wrong.


Cuando pensé que el día había empezado de maravilla, recordé que el día anterior no había ajustado el reloj y en esas fechas estábamos a una hora adelante, por consiguiente, ya iba tarde. Pero como si 'Chuchito' me hubiese oído, el Uber de ese día, era nada más y nada menos que un paisa de marinilla, ya casi gringo, pero al fin de cuentas, un parcero. Me llevó en la mitad del tiempo.


When I thought my day started just fine, I remembered the time had changed that day, we were an hour ahead and I hadn’t changed it on my phone: Great! I was already late. But it was like God listened to all my prayers and the Uber driver was a fellow countryman, a man born in Marinilla, almost like a friend who took me to my destination in half of the time.


Al llegar no lo podía creer, lo veía tan lejos y ahora lo tenía en mis narices. El logo de una de las compañías que más admiro, estaba en un sticker en la solapa de mi camisa blanca. Tuve que esperar con el celador gringo, mientras venían por mí, una tradición muy americana, cuando el asistente del asistente viene a recogerte a 50 Mts de donde va a ser tu reunión, curioso.


When I got there I couldn’t believe my eyes. It was a distant dream that suddenly was right in front of me. I had a sticker on my white shirt with the logo of the company I had admired since I was a kid. I had to wait to be picked up next to a gringo watchman. This is a funny American tradition: an assistant picks you up 50 meters from the place your meeting will be.


Me sentaron en una salita de juntas pequeñita, ni televisor tenía. Cuando entré, sentados estaban: quien me llevó, es decir, mi contacto. Que por cierto nunca me dijo que iba estar, lo cual me llenó de confianza ver un rostro amigo. Al frente de mi 'aliado', su jefe directo, un señor de barba muy querido que me saludó con el nombre del proyecto: "Hi ZAMBO". A su lado, un asistente de algo, no recuerdo bien de que era. Me senté y teníamos que esperar a la 'señora' encargada llegara.


They took me to a small boardroom; it didn’t even have a TV. When I got there, the assistant sat in the room with us and it was a relief to have a familiar face there. His boss, a gentle man with a beard greeted me with the name of my project: “Hi, ZAMBO”, he said. We sat down and we had to wait for the lady in charge to come.


Transcurrieron un par de minutos y yo ya me había tomado la botellita de agua que normalmente te traen sin preguntar, hasta que por fin se abrió la puerta y ella entró. Sencilla pero con mucha clase y súper relajada. Vestía una gran batola Hippie muy Chic y con linda sonrisa, me saludo. Quiso romper el hielo con un "Hola" en español, pero antes de poderle contestar, sentí un 'corrientazo' por el pie derecho inexplicable, al mirar, me di cuenta que ella me había pisado y ahora mi teni blanco inmaculado, tenía su huella, una huella que nunca olvidaré. Claramente se disculpó y con ello, sentí que ya había ganado algo de terreno.


A couple of minutes went by and I had already drunk the bottle of water they brought to me. Finally, the door opened and she got in: A kind, easygoing and classy woman. She was wearing a hippie, chic nightgown and she greeted me with a nice smile. She tried to break the ice with a “Hola” in Spanish and before I couldn’t answer I felt a chill on my foot: she had just stepped on my white shoe and left a footprint on it. A footprint I will never forget. She immediately apologized and that definitely broke the ice, I felt I had something on my favor.


No duré ni 20 minutos entre: mi exposición, los comentarios de la misma y un par de risas a chistes flojos de mi parte, que normalmente se me salen cuando estoy muy ne